“La Provincia de Imbabura”

  

IMBABURA

Ubicacion de la provincia de Imbabura ( mapa, ubicación cartografica)

Mapa de Imbabura (Ecuador)

Capital:Ibarra

Ibarra

En una amplia y verde planicie a los pies del Volcán Imbabura, se encuentra Ibarra, ciudad de tradición española que goza de un clima privilegiado y en la que conviven variedad de culturas y razas que enriquecen y hacen única a la provincia de Imbabura.

Ubicación: Norte del país 115 km Al noroeste de Quito y 125 km . Al sur de Tulcán

Altura: 2225 metros sobre el nivel del mar

Clima: Templado seco.

Temperatura promedio: 18° Celsius

Población: 157.000 habitantes aproximadamente.

División Política
Parroquias de Ibarra
Ambuqui
Angochahua
Carolina
Ibarra
La Esperanza
Lita
Salinas
San Antonio

Primera Fecha de Fundación: el 28 de Septiembre de 1606

Segunda Fecha de Fundación: el 28 de Abril de 1872, luego del terremoto del 16 de Agosto de 1868

Ibarra, es la Capital de Imbabura o Provincia Azul, cuya belleza escénica de lagunas de su entorno natural y cultural producen en el visitante la sensación de la presencia divina, diseñando y dibujando armoniosamente los espectaculares parajes de la Ciudad Blanca y de su ámbito cantonal. La riqueza cultural, expresada a través de las diferentes manifestaciones de sus habitantes, la hace inconfundible, dentro de una provincia rica en identidad.

Ibarra, lleva este nombre en honor a Don Miguel de Ibarra VI Presidente de la Real Audiencia de Quito quién ordenó su Fundación por mandato del Rey Felipe de España el 28 de Septiembre de 1606.

Conocida como la Ciudad Blanca por ser Villa de los Españoles aún conserva su sabor de antaño, cada rincón guarda recuerdos del pasado que se proyectan al presente y donde armoniosamente se combina lo colonial con lo moderno.

En el Valle de Ibarra parece haberse perennizado la primavera, su clima veraniego, sus verdes y extensos campos la convierten en un Oasis Natural.

Fue destruida prácticamente por el terremoto del 16 de Agosto de 1868 y su refundación se realizo el 28 de Abril de 1872.

Fue reconstruida por García Moreno, luego del terremoto de 1868.

Quien llega a Ibarra disfrutará de un ambiente plácido y ensoñador. Podrá recrear la mente y la vista en sus parques, plazas, iglesias, museos, lugares tradicionales, lagunas y cerros, sus monumento calles adoquinadas e interesante arquitectura colonial, la
convierten en uno de los más bellos centros turísticos del país.

Gastronomía:

Entre las especialidades de su cocina están los platos típicos del barrio Alpargata, las tradicionales nogadas, los helados de paila, preparados con jugo puro de frutas batidos a mano en una paila de bronce; las empanadas de morocho y el arrope de mora.

Turismo en la
Provincia Imbabura
  
La Provincia de Imbabura tiene 335.000 habitantes, 195.000 habitantes urbanos y 135.000 habitantes rurales.

Imbabura tiene una superficie de 4.559 kilómetros cuadrados divididos en 6 cantones.

Sitios famosos aparte de Ibarra, Otavalo, y Cotacachi son la laguna de San Pablo cerca de Otavalo, las lagunas Yaguarcocha, Cuicocha y otras 400 lagunas más.
El Ecuador es considerado como el país con mayor diversidad biológica por unidad de área, riqueza biológica que se sustenta en una gran variedad de condiciones ambientales, que generan una impresionante diversidad de hábitats y tipos de vegetación, que se convierten en óptimos escenarios para el desarrollo de actividades como el Turismo, que permite a los visitantes nacionales y extranjeros recorrer sus escenarios y deslumbrarse con cada una de las expresiones socio culturales que poseen los grupos humanos que residen en cada una de sus provincias.
 
Image
 El coloso Imbabura brinda la bienvenida a quienes visitan los atractivos turísticos de la provincia que lleva su nombre.

El Ecuador es considerado como el país con mayor diversidad biológica por unidad de área, riqueza biológica que se sustenta en una gran variedad de condiciones ambientales, que generan una impresionante diversidad de hábitats y tipos de vegetación, que se convierten en óptimos escenarios para el desarrollo de actividades como el Turismo, que permite a los visitantes nacionales y extranjeros recorrer sus escenarios y deslumbrarse con cada una de las expresiones socio culturales que poseen los grupos humanos que residen en cada una de sus provincias.

Entre estas provincias se encuentra una muy especial, la de Imbabura, ubicada en la zona norte de la región Sierra, muy cerca de la frontera con Colombia y en ella sus residentes han desarrollado actividades industriales, comerciales, empresariales y culturales vinculadas con el turismo, llegando a posicionarla como una de las “provincias turísticas” del Ecuador.

Desde Quito, la capital del País, los turistas nacionales y extranjeros, por vía terrestre, inician su viaje hacia la zona norte del país y en menos de dos horas visualizan la “Provincia Azul” del Imbabura, llamada así por las espectaculares tonalidades azules que reflejan sus lagos, lagunas y cielo, colores que inclusive se proyectan sobre los relieves montañosos, llegando a inspirar a pintores y poetas, para recrear este color a través de sus pinceles y de sus emotivos versos.

 Los cantones que integran la provincia: Ibarra, Otavalo, Cotacachi, Antonio Ante, Pimampiro y Urcuquí, se encuentran involucrados y esperanzados con una actividad turística, que les permita un desarrollo sostenible a través de cuidar y mantener sus patrimonios e incentivar un mayor número de visitas, de quienes se interesen por conocer el patrimonio natural, cultural y gastronómico que les identifica y diferencia de las restantes regiones del Ecuador.

Actualmente, los residentes de estos cantones, participan en iniciativas originadas en sus gobiernos seccionales, en sus organizaciones comunitarias o en acciones empresariales para impulsar el turismo comunitario y de haciendas, así como actividades artesanales, deportivas y sociales que están vinculadas al turismo, generando de esa manera mayores fuentes de trabajo que redundarán en el mejoramiento de la calidad de vida de quienes residen en esta región.

Estas realidades y atractivos que ofrece Imbabura, configuraron la agenda para el recorrido organizado por la Gerencia Regional Sierra Norte del Ministerio de Turismo; y, fueron constatados por un grupo de Comunicadores Sociales que trabajan en diferentes medios nacionales, quienes expresaron su satisfacción y encanto mientras recorrían por los destinos turísticos que posee la provincia de Imbabura, sobre todo, los vinculados con los cantones Otavalo, Cotacachi, Antonio Ante, Ibarra y Urcuquí.

El juncal tierra de jugadores

En medio de montañas y carencias, en la tierra donde surgieron los más grandes futbolistas ecuatorianos de los últimos años, crecen y se consolidan las esperanzas de un equipo con ilusiones de primera. Club Valle del Chota, en busca de la gloria.

 

La intención del ‘Tin’ Delgado es hacer del “Verde del Valle” un equipo con aspiraciones a primera A y torneos internacionales.

Cae la tarde en el valle. Y mientras avanzamos por la Panamericana Norte observando la pobreza imperante en las diferentes comunas que se asientan en los alrededores del río Chota, a uno le cuesta creer que de estos lares, en medio de tantas carencias, hayan surgido los más grandes futbolistas ecuatorianos de los últimos años.

Al llegar a El Juncal y escuchar a los lugareños, uno recién empieza a comprender por qué el Valle del Chota es una cantera inagotable de talentos. Cuentan que cada tarde, bajo el puente que une Imbabura con Carchi, se reúnen decenas de chicos a jugar fútbol. Como la cancha no alcanza para todos, los que se quedan sin jugar esperan su turno corriendo en las montañas o nadando en el río. El ritual se ha repetido todos los días desde hace décadas.

De esa manera, casi sin darse cuenta, los chicos de este paraje se preparan física y técnicamente durante toda su vida, aprovechando incluso las limitaciones: debido a la falta de canchas, han aprendido a jugar perfectamente en espacios reducidos.

He ahí la razón por la que de este valle salieron grandes futbolistas como Edison Méndez, hoy figura del PSV Eindhoven de Holanda; Ulises de la Cruz, del Reading de Inglaterra; Agustín Delgado, goleador histórico de la selección; y otros tantos que juegan en los clubes del Ecuador y surgieron casi de manera silvestre.

Consciente de ese potencial que muchas veces se terminaba desperdiciando debido a la falta de oportunidades, Agustín Delgado creó en 2001 una fundación de ayuda social que lleva su nombre y paralelamente un equipo de fútbol, el Club Valle del Chota, que hoy, cinco años después, juega en Segunda División y está a punto de ascender a Primera B.

La ecuación es simple: a los talentos innatos, el “Tin” les agregó preparación física, técnica y académica. Resultado: un equipo de calidad, identificado con su pueblo.

Operación triunfo
Todo empezó con la clasificación de Ecuador a su primer mundial, en 2001. Después que el “Tin” creo la fundación en su tierra natal, llegaron a El Juncal chicos de todos los pueblos del valle.

Lo primero que hicieron fue atenderlos en la parte médica, después les realizaron un seguimiento académico en sus respectivas escuelas y colegios. Y entre los que mostraban condiciones para jugar fútbol, fueron armando las diversas categorías infanto juveniles del Club Valle del Chota. En la actualidad cuentan con Sub 10, 12, 14, 16 y Segunda
“Los chicos que ahora integran el plantel de Segunda, tienen entre 17 y 18 años. Son parte de un proceso que empezó cuando ellos tenían 12 ó 13 años”, cuenta Pedro Delgado, hermano de Agustín y entrenador del plantel de Segunda, que disputa el ascenso a Primera B con Pastaza Moto Club, Municipal de Cañar y Brasilia de Quinindé.

Nixon Cervantes, defensa que ha sido parte del proceso y es pretendido por Liga de Quito, sostiene que la formación es integral: “Nos respaldan en todo.No sólo en la parte futbolística, también nos dan consejos para la vida”.

Las carencias
Pero no todo son bondades. El fútbol no está aislado de los problemas sociales que aquejan al valle. “Lamentablemente no todos nuestros jugadores pueden estudiar, algunos tienen que trabajar en la agricultura desde chicos para poder ayudar a sus padres en la economía del hogar”, cuenta Joel Delgado, colaborador del club.

En efecto, el futuro de los chicos del Chota que no llegan a consolidarse en el fútbol, está en los campos de cultivo (las tierras del sector brindan granos, tunas, ciruelas, mangos) o como miembros de la policía.

A nivel de infraestructura también hay carencias. “Nos falta un campo de entrenamiento para el equipo de Segunda –resume Pedro Delgado-. A veces nos prestan una cancha en la hostería Oasis; pero como es un lugar público, en ocasiones la gente nos interrumpe. En la escuela de fútbol también nos falta mucho. Pero nos acomodamos como sea, jugamos en potreros si es necesario. Porque el amor de estos chicos por el fútbol es conmovedor”.

Después de la gran actuación de los jugadores oriundos del Valle del Chota en la Copa del Mundo Alemania 2006, los ofrecimientos de las autoridades llegaron de todos lados. Las realidades no. “Cuando la selección está en un buen momento, todo el mundo ofrece; pero nadie cumple. Se necesitan miles de cosas en el valle. La gente siempre se ilusiona. Pero nos han mentido tanto que ahora somos desconfiados. Lo peor es que engañan a los niños”, se lamenta Pedro.

Un equipo de amigos
El presidente del club Valle del Chota es Agustín Delgado. Los gastos del equipo los financian con los ingresos que obtiene el jugador de Liga de Quito por la venta de su imagen para grabar comerciales de publicidad.

Marathon Sports e Industrias Lácteas Toni son los principales colaboradores; los primeros contribuyen con indumentaria deportiva, y los segundos con bebidas hidratantes y lácteos.
Sin embargo, la manutención del club requiere mucho más. Sólo en nóminas de sueldo el club desembolsa alrededor de 1.500 dólares mensuales; es decir, los jugadores que conforman el plantel de Segunda; cobran un salario simbólico entre 80 y 100 dólares.

“Hemos buscado auspiciantes que aporten dinero; pero no hemos conseguido nada. En segunda es muy difícil obtener respaldo económico. Ojalá podamos llegar a Primera B. Estoy seguro que ahí las cosas mejorarán”, sostiene Pedro Delgado.
Más allá de las dificultades que suele tener el club para traslardarse de una sede a otra -cada viaje del plantel cuesta alrededor de 1.000 dólares -, o conseguir canchas para entrenar y jugar (son locales en el olímpico de Ibarra), el nivel de juego del equipo se ha consolidado.

Jimmy Delgado es el arquero, compensa su baja estatura con una gran elasticidad. Vinicio España es el marcador izquierdo, salió de la Sub 13; juega en la zaga junto Nixon Cervantes, Byron Ibarra y Ronald Rodríguez. En la medular actúan, Carlos Maldonado, Lombardo Chalá, que recién ascendió de la Sub 16 por sus notables condiciones, Jason Chalá y Ronny Villalba. Los más experimentados son: Jhonny Gudiño, Vinicio Minda, y Richard Folleco, éste último participó en el reallity show ‘Camino a la Gloria’ hace dos años.

“Por primera vez en la historia tenemos un equipo del Chota peleando por ascender a primera. La presión es grande y las dificultades son muchas”, analiza Pedro Delgado.

Pero si hay alguien que sabe de sobrellevar dificultades, ésos son los habitantes del Valle del Chota. “Sólo jugando todos los partidos como una final, triunfaremos en el fútbol y en la vida”, coinciden los jugadores.

Del Club del Chota han salido varias promesas juveniles, como Danny Ocles, que fue cedido a préstamo al Deportivo Azogues este año, y que en 2007 jugará en Deportivo Quito. También Jonathan Villalba y Víctor Manuel “Cheo” Chalá, que juegan en Liga de Quito.

El futuro, los sueños
La intención de Agustín Delgado es hacer del Club Valle del Chota una potencia a nivel nacional. Se sabe que ha conversado con varios de sus amigos futbolistas más destacados, surgidos de la región, con la intención de aunar esfuerzos –sobretodo económicos- para hacer del “Verde del Valle”, un equipo poderoso con aspiraciones a primera A y torneos internacionales.

A nivel de infraestuctura, los planes también son ambiciosos. Se tiene pensado construir, con la ayuda del Gobierno Nacional, un estadio en El Juncal. Por ahora, está el espacio físico, incluso la cancha delimitada y los arcos instalados.
“De concretarse las ayudas que está buscando Agustín, a través de empresas privadas y principalmente del Gobierno, podríamos tener un estadio en el valle, en el que jugaríamos de local”, se entusiasma Pedro Delgado; mientras la tarde sigue su rumbo inexorable en el valle y el plantel que dirige empieza a calentar en la cancha de la hostería Oasis, sin que les haya dado siquiera la orden de empezar la práctica.

“¿Se da cuenta? –dice el técnico- Estos chicos llevan el fútbol en la sangre”.

Y uno advierte que sí, que es verdad. Que cada chico que corre con un balón por este valle, gambetea en cada jugada los problemas, las adversidades de la vida. Lo mejor: lo hacen con fe, perseverancia, y alegría…

La Fundación, los progresos
Hace cinco años, Agustín Delgado creo en su tierra natal, El Juncal, una fundación de desarrollo humano y deportivo que lleva su nombre.

En la actualidad, brinda respaldo a los pobladores del Valle, a través de atención médica gratuita en el centro de salud que funciona en un moderno edificio que fue entregado este año por la Secretaría Nacional de Deportes, Recreación y Cultura (SENADER).

Paralelamente, la Fundación mantiene una escuela de fútbol con 300 niños, que están bajo la dirección de doce técnicos.
Hace poco, el Instituto Nacional del Niño y la Familia (INNFA), puso en marcha el proyecto nutrinfa, con el que dotan de suplementos nutritivos infantiles a los chicos de El Juncal. El INNFA, además, cubre el 50% de los sueldos de los entrenadores de la escuela de fútbol, el 50 % restante lo cubre Agustín Delgado.

Pronto empezará a funcionar la biblioteca y un centro de cómputo, éste último será instalado en la escuela del pueblo.

Elaboracion de bizcochos como atractivo turistico de Cayambe

LA TRADICIÓN es una empresa familiar que ha elaborado generación tras generación productos alimenticios autóctonos y ancestrales de Cayambe teniendo como materia prima el harina de trigo, con una vasta experiencia de 75 AÑOS en la fabricación de bizcochos especiales, mojicones, empanadas y muchos productos tradicionales los cuales han sido distinguidos con varios premios y reconocimientos … bizcochos empanadas arope cayambe ecuador.

El reloj solar de Cayambe

 

Quitsato es el primer proyecto integral del Ecuador, el mismo que desarrolla un amplio trabajo concerniente al estudio y puesta en valor del concepto de la Mitad del Mundo, la base de la identidad cultural de los ecuatorianos. El proyecto se desarrolla desde diferentes actividades, las cuales son:

Investigación

Salvaguarda del Patrimonio Cultural

Cultura

Turismo Integral

Autogestión

El contexto de nuestro trabajo se despliega en los Andes Equinocciales específicamente con relación a la línea equinoccial y el patrimonio cultural arqueológico, el cual ha permanecido en el anonimato y el olvido por parte de la sociedad en general. Pretendemos, no solamente conocer acerca de la existencia y funcionalidad de estos sitios arqueológicos con la aplicación de tecnología satelital, sino también darlos a conocer por medio de un permanente trabajo de difusión cultural, protección y salvamento del patrimonio cultural, los cuales se encuentran en grave peligro de extinción debido a la explotación de minas para la extracción de materia prima para su uso en la construcción civil. Durante nueve años, este proyecto ha desarrollado un modelo de autogestión, y no ha recibido ningún tipo de financiamiento de institución alguna.

El rescate de la autoestima de la sociedad y la puesta en valor de los sitios arqueológicos, son los objetivos prioritarios que perseguimos por medio de publicaciones, conferencias y turismo integral.

 VERDADERA MITAD DEL MUNDO (UBICACION)

Lo que se quiere callar por defender nuestra propia identidad y cultura. Al decir una realidad ?que la verdadera mitad del mundo no se encuentra en la ciudad mitad del mundo sino en el monte de Catequilla 240 metros mas al sur y qué ese monumento de la ciudad mitad del mundo es solo una homenaje a la misión francesa, mientras que hace más de 1000 años atrás nuestros ancestros indígenas ya conocían cual era la verdadera mitad del mundo?.
Después de 4 años de juicio perdió el proyecto quitsa-to contra el Concejo Provincial de Pichincha al decir una realidad ya mencionada anteriormente y por esa causa será desalojado su museo de la cultura solar, de la ciudad mitad del mundo.

“Alrededor de mil años atrás los antiguos habitantes de los Andes Equinocciales construyeron el VERDADERO MONUMENTO de la Mitad del Mundo en la cima del Monte Catequilla. Gracias a la tecnología satelital está comprobada la precisión absoluta que los indígenas llegaron a desarrollar antes de la invasión de los Incas”.

Mientras pasa el tiempo el patrimonio cultural del ECUADOR se enriquece mas y mas, por el echo de que cada vez mas los investigadores encuentran mas sitios arqueológicos que nos ayudan a conocer verdaderamente quienes somos y de donde venimos.

Para referirnos un poco más acerca de CATEQUILLA, se conoce que este es el verdadero y único monumento a la mitad del mundo. Es el sitio mejor posicionado del planeta con más de 1000 años de antigüedad.

Los indígenas de los andes equinocciales, desarrollaron un conocimiento muy profundo de la astronomía. Marcaron los solsticios y equinoccios, que es lo que define las estaciones climáticas en el mundo.

A medio de las fechas de los equinoccios de Marzo 21 y Septiembre 23, los cuerpos no proyectan sombra alguna ya que el sol se encuentra perfectamente en el cenit, entonces los rayos solares caen perpendicularmente sobre la linea equinoccial. Este fenómeno solo puede ser apreciado en el paralelo cero de latitud cero.

Alrededor de la línea que divide al mundo en dos partes iguales, en el único sitio que existen elevaciones perpendiculares a la línea equinoccial, es el los Andes. Y esta ventaja convierte a esta región en el mejor sitio del mundo para observaciones astronómicas horizontales. Los indígenas no contaban con instrumentos ópticos, y por esta razón el relieve montañoso era el mejor instrumento. El monte de Catequilla se encuentra en el centro de los Andes Equinocciales.

El centro histórico de Quito presenta evidencias de diferentes ocupaciones a través del tiempo, las cuales presentan sobre asentamientos preincas. Las iglesias católicas se construyeron sobre los templos del sol incas, y estos a su vezsobre los sitios Preincas.
Sincretismo Religioso
Los conquistadores necesitaban imponerse tanto en lo militar como en lo económico y sobre todo en lo religioso, ya que esa era la principal demanda de los auspiciantes; los objetivos sagrados exigían una manipulación espiritual de las víctimas ya que era la manera más eficiente de dominación a eso se deben los concilios, construir iglesias, capillas y cruces, sobre adoratorios considerados paganos.

LA AUTÉNTICA MITAD DEL MUNDO
Lo evidencian abundantes sitios arqueológicos, como los del monte Catequilla, donde determinaron que se encontraba el paralelo cero 0º.0´.0″ o sea la Mitad del Mundo. Sigue visible el arco construido para sus mediciones.
Lo comprobó Cristóbal Cobo, director del proyecto
científico Quitsa-To el 26 de junio de 1997. Según
él, “el paralelo equinoccial cruza exactamente por
uno de los extremos del arco con una perfección
absoluta”.
Lo entrevisté para verificar lo que había investigado para este escrito. Según él, la auténtica mitad del mundo es la determinada por los indígenas, no está en la Ciudad Mitad del Mundo, a donde se lleva a los turistas, aunque ésta tiene su importancia como monumento a la Misión de La Condamine, quien vino a medir un grado del arco del meridiano a lo largo del callejón andino para comprobar la forma de la tierra.
Su permanencia fue breve, insuficiente para lo que
implica determinar lo que lograron los indígenas
durante toda una trayectoria histórica.
QUITSA-TO
El monte Catequilla es un sitio único, porque la
estructura montañosa de los andes equinocciales
permite realizar estas observaciones, gracias al
relieve montañoso occidental y oriental por
condiciones favorables para la triangulación. Lo que no es posible en ningún otro sitio alrededor del mundo por donde pasa el paralelo 0. En Kenya está en una llanura. Lo más que puede hacer allí fue poner un pie en un hemisferio y el otro en el otro, para la foto, que ahora descubro que no fue en la ‘Mitad del Mundo’ africana.
Solo en el solsticio de verano del 21 de junio cada
18,7 años puede observarse en Ecuador, en el singular sitio arqueológico, el fenómeno lumínico de alineación del sol y la luna, al terminar ésta su
periplo.
El de 1986 pasó desapercibido, en el 2005 hubo mayor divulgación gracias a los directores de los proyectos Quito Eterno y Quitsa-To, quienes adelantan importantes investigaciones arqueo-astronómicas y educativas, que divulgan a través del Museo de la Cultura del Sol, situado temporalmente en la Ciudad Mitad del Mundo turística-comercial.
CONCIENCIA ANCESTRAL
Fue una oportunidad extraordinaria para tomar
conciencia de este importante patrimonio cultural,
infortunadamente poco conocido y hasta mal
comprendido. Equivocadamente, se ha dicho que éste y otros sitios arqueológicos cercanos a Quito fueron fortificaciones militares de los incas. No se entiende como el invasor las hubiera hecho en defensa propia, fuera de que la arquitectura es claramente pre inca.
Peor, la equivocación de las Fuerzas Armadas del
Ecuador que en un pasado las utilizaron como
polígonos de tiro, y la de las Fuerzas Aéreas
Ecuatorianas, que hicieron de algunas de estos sitios, blancos de entrenamiento para bombardeos.
Hay que tomar conciencia de estos valores culturales y defenderlos del peligro de desaparición.
A LA REIVINDICACIÓN
Como lo explicó Cristobal Cobo, director del Proyecto Quitsa-To, en las laderas del Monte Catequilla hay varias canteras que como la ‘San Catequilla’, tienen concesiones gubernamentales. Paradójicamente, con licencias del Ministerio de Energía y Minas, del Ministerio del Ambiente, del mismo Patrimonio Cultural del Ecuador y de la Alcaldía de Quito, se está sacando piedra andesita para obras en Quito, como se hizo para el Malecón 2000 de Guayaquil, y como se han sacado piedras de las plataformas de los sitios arqueológicos.
Es hora de reivindicar este patrimonio, pues traficantes de tierras pretenden construir allí una urbanización. “No interesa a las autoridades del estado”, oí decir en Rumicucho, durante las observaciones del fenómeno lumínico, el pasado 21 de junio. Otros decían “Están destruyendo nuestro patrimonio con detonaciones de dinamita; a diario 5000 volquetas salen cargadas de piedra, estos sitios están desamparados; deben cerrarse las canteras”. “Por ahí anda un señor vivo que quiere apoderarse de siete haectáreas, para hacer un centro comercial, hasta pretende que se le crea que él fue quien hace diez años construyó con sus propias manos la plataforma”.
La explotación de las canteras de todo ese valle ha destrozado el ambiente que era apacible, lleno de árboles. Ahora la contaminación del aire y visual es un contrasentido para tan extraordinario sitio arqueológico, que debería ser mejor conocido, respetado y preservado para Ecuador y el mundo.

El Sol y la Luna se ‘citaron’ en un sitio preinca
En 1994, el ‘ruso’ Valentin Yurevich, director del Instituto Nacional de Patrimonio Cultural (INPC), lo predijo. Sería en el solsticio (21 de junio) de 2005 cuando una vez más el Sol y la Luna se encontrarían en un sitio arqueológico construido por los indígenas preincas.
Según su teoría, ellos construyeron una plataforma lítica circular donde pudiera darse el enfrentamiento de los dos astros: el Sol y la Luna, debido al período lunar de 19 años. El martes 21 de junio del 2005 se cumplió un nuevo período.
Hace 19 años (1986) nadie se percató del evento. Tuvo que pasar 11 años para que la gente comprobara la teoría de Yurevich. Él murió sin ver este encuentro.
La luz de la Luna se proyecta sobre Colorada.
El fenómeno lumínico que se observó el 21 y el 22 de junio (solsticio), en San Antonio de Pichincha, a 17 Km al norte de Quito, acontece solo cada 19 años. La Luna llena salió detrás del monte Catequilla (este) y proyectó su luz directamente sobre una plataforma circular de piedra preincaica, en la quebrada Colorada.
Por el oeste, la luz del sol que se oculta, también se refleja en esta plataforma, provocándose el fenómeno astrológico de alineación. Según Cristóbal Cobo, del Proyecto Quitsa To, la Luna se ubica en la parte más austral (sur) del planeta y su efecto de luz llega directamente, a la Mitad del Mundo.
¿Por qué cada 19 años? Es el tiempo que dura el período metónico (ciclo lunar total) y empieza otro. En el país es más fácil hacer estas observaciones ya que, por su posición geográfica, se ven mejor las constelaciones del norte y del sur.
Posiblemente, los indígenas preincas construyeron este lugar con motivos religiosos o para determinar el tiempo de cosecha.

  

  

  

  

  

 

 

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s